Contrato de Ajuste Recíproco de Intereses-CARI

El Contrato de Ajuste Recíproco de Intereses (CARI) es una medida de apoyo a las exportaciones españolas de bienes y/o servicios que sirve como garantía, por parte de las entidades financieras de créditos a la exportación.

Características

  • Plazo mínimo de dos años.
  • Tipo de Interés: Fijo de consenso.
  • Moneda de referencia: euros o cualquier divisa que cotice.
  • Cobertura máxima del 85% del importe de los bienes y servicios exportados (españoles y extranjeros incorporados) y de las comisiones comerciales y, hasta el 100% de los gastos locales, teniendo en cuenta las limitaciones siguientes:
    • Los bienes y servicios extranjeros incorporados a la exportación no podrán superar el 15% del importe total de los bienes y servicios exportados (españoles y extranjeros).
    • Las comisiones no podrán superar el 5% del importe total de los bienes y servicios exportados (españoles y extranjeros).
    • El importe de los gastos locales no podrá superar el 30% del importe total de los bienes y servicios exportados (españoles y extranjeros).

Contrato de Ajuste Recíproco de Intereses-CARI (3)

La formalización del contrato de Ajuste Recíproco de Intereses que se realiza entre el ICO y la entidad financiera, requiere de un acuerdo entre los siguientes agentes:

  • Exportadores españoles e importadores extranjeros.
  • Entidades financieras como bancos, cajas de ahorros o cooperativas de crédito. Pueden actuar en su propio nombre o a través de sindicación.
  • Organismos y entidades públicas españolas (ICO, la Dirección General de Comercio e Inversiones (Ministerio de Industria, Turismo y Comercio) y la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE). El ICO firma el CARI en su propio nombre con la entidad financiera, pero es la Dirección General de Comercio e Inversiones quien autoriza a la firma de los CARI.

Tipos de contrato de Ajuste Recíproco de intereses

  • Crédito comprador extranjero. La entidad financiera concede el crédito al comprador extranjero que tiene, por lo tanto, la condición de prestatario, el suministrador o exportador recibe directamente el importe del crédito como pago por la venta realizada.
  • Crédito suministrador nacional. Es el propio suministrador o exportador el que asume la condición de prestatario. El comprador extranjero solo queda vinculado con el suministrador por el contrato comercial.
  • Arrendamiento financiero (leasing) en el caso de que el correspondiente contrato tenga un efecto equivalente a una venta.
  • Operaciones de descuento sin recurso (forfaiting).
  • Cualquier otra operación crediticia destinada a la financiación de exportaciones.

Inversiones financiables en un contrato de Ajuste Recíproco de Intereses

  • El importe de los bienes y servicios exportados de origen español.
  • Flete y seguro de transporte contratados por el exportador con una compañía española.
  • Prima del seguro del crédito a la exportación si el servicio lo presta una compañía española.
  • El importe de los bienes y servicios extranjeros incorporados a la exportación española.
  • Comisiones comerciales.
  • Gastos locales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR