Renting

El Renting constituye una nueva vía de financiación cada vez más demanda por las pymes y los autónomos. Con el contrato de Renting podemos hacer uso de un bien a cambio de realizar pagos por su alquiler, incluyendo siempre los servicios de mantenimiento del bien. El Renting es de gran utilidad cuando necesitamos activos que pueden sufrir una gran depreciación u obsolescencia tecnológica (vehículos, ordenadores, equipamiento oficina, maquinaria laboratorios…)

La formalización de un contrato de Renting supone el pago de una cuota mensual con derecho al uso y disfrute del bien durante el plazo establecido, en el que se incluye una serie de servicios: seguro a todo riesgo, mantenimiento, reparaciones, cambio de piezas, pago de impuestos.

Finalizado el contrato de Renting disponemos de tres opciones a elegir:

  • Devolver el bien a la compañía de Renting y contratar uno nuevo.
  • Ampliar el plazo de la operación de Renting por un año más o refinanciar el bien.
  • Ejercer la opción de compra del bien y pasar a ser propietario del mismo. RENTING

Ventajas Renting para nuestros clientes

  •  No requiere de un desembolso inicial.
  •  No se reflejan en el balance de una empresa y, por ello, no inmoviliza recursos de la empresa. Esto se traduce en que no se declara en la Central de Información de Riesgos Banco de España (CIRBE) de una empresa.
  • Costes de mantenimiento, seguros, reparación, etc. se encuentran ya contemplados en la cuota que se paga.
  •  Al ser un alquiler, como gasto se refleja en la cuenta de pérdidas y ganancias.
  • La cuota de Renting es deducible, al igual que el impuesto.

 Tipos de Renting

En función de la actividad de tu empresa y de las inversiones a realizar podemos identificar los siguientes tipos:

1) Renting para vehículos: es el principal contrato de Renting que más se comercializa en nuestro país. Totalmente, necesario cuando la operativa de una empresa requiere de la adquisición de una flota de vehículos, o para vehículos comerciales, turismos…

2) Renting tecnológico: nos permite invertir, sustituir, o modificar equipos informáticos, software, antivirus, routers, centralitas, de forma fácil y segura.

3) Renting industrial: este tipo de renting está destinado a la adquisición de nueva maquinaria o renovación de equipos obsoletos. Permite a nuestros clientes obtener mejoras considerables en los precios de compra.

4) Renting equipamiento: se trata de una solución financiera que nos permite renovar los bienes de equipo de rápida obsolescencia (mobiliario y equipamiento de oficinas, máquinas de vending, material de bares, cafeterías y restaurantes…)

5) Renting Proveedor: tipo de Renting pactado con el proveedor o distribuidor de estos, que incluye toda la operativa de renting, servicios y garantías. Las empresas de Renting llegan a un acuerdo con los proveedores, para que sean estos quienes oferten el servicio de financiación de Renting a sus propios clientes.

6) Rent to rent: tipo de financiación en la que el titular del contrato de Renting es el proveedor del bien objeto de arrendamiento. A cambio de una cuota o alquiler mensual, el titular del contrato, cede en subarriendo el bien objeto del contrato de Renting.

7) Rent Back: consiste en la venta de bienes (vehículos, maquinaria industrial, equipos informáticos y de oficina, etc. a una entidad o empresa de Renting, que a su vez, los pone a disposición nuevamente de la misma empresa en la modalidad de Renting.

 El Renting y las Ayudas Públicas

Hay que tener mucho cuidado con las subvenciones que hayamos solicitado para los bienes que financiemos con el Renting, ya que podrías perder sus derechos de subvención. Te recomendamos que antes de firmar el Renting contactes con nosotros.

Renting Operativo para Financiar la Eficiencia Energética

El Renting operativo es el producto financiero que, probablemente, mejor se adapta a los proyectos de eficiencia energética. Sin embargo, la pérdida de subvenciones puede que nos lleve a tomar diferentes alternativas de financiación en muchos casos.

Normalmente, se estructura para proyectos de complejidad media/baja donde se puede, prácticamente empaquetar la solución llave en mano y el mantenimiento, sin perjuicio de abordar proyectos de mayor envergadura.

El Renting ha sido un producto que ha tenido un buen encaje en el sector hotelero e inmobiliario, en general, al permitir afrontar la inversión como un gasto sin activar los bienes de equipo en el balance del propietario del edificio.

Actualmente, se está analizando el tratamiento contable de los Rentings operativos, existiendo propuestas en la línea de que los sujetos pasivos reconozcan en el balance los activos y pasivos asociados (al igual que se hace con los contratos de alquiler), propuestas estas que generan, actualmente, una gran controversia y sobre las que hoy aún no se ha llegado a un consenso.

Otras características del Renting

No existen limitaciones en este sentido. Sin embargo, lo habitual es que las compañías de Renting establezcan un plazo mínimo de 12 meses y uno máximo de 60 meses (5 años) para sus contratos. Los plazos de contratación más utilizados son tres y cuatro años.

Si actualmente, dispones de una necesidad de inversión, ponte en contacto con nosotros, te asesoraremos sobre las ventajas de esta línea de financiación, estudiamos además todas las ayudas públicas, y subvenciones disponibles para tu proyecto. Como consultores especializados en la gestión de financiación podemos asesorarte sobre esta línea de financiación, así como de otras ayudas a las que puedes acceder.

Para cualquier duda, puedes contactar con nosotros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR